Gamifica tu doctorado

Las ciencias y yo no nos hemos llevado nunca demasiado bien. Pese a ser una alumna bastante aplicada en asignaturas como literatura, historia, arte y filosofía, otras como química y física me traían por el camino de la amargura. De hecho, y para terminar de destruir la poca (y mala) relación que manteníamos las ciencias y yo, en biología tuve mi primer ataque de rebeldía pro-animalista negándome a diseccionar ningún bichejo por muy muerto que estuviera (que algunos no lo estaban). En ese mismo momento, mi destino quedó sellado y me cambié a Letras…

Ahora, por primera vez y después de tantos años, me he reconciliado un poquito con esa rama que tantos disgustos (y alguna que otra mala nota) me dio de jovencita gracias a la labor de Wellcome Trust, una de las grandes fundaciones sin ánimo de lucro dedicadas a la investigación biomédica, y a su proyecto Gamify Your PhD. Englobada dentro de la gamificación, tendencia cada vez más en boga en la que se pretende estimular e involucrar al usuario mediante el uso de mecanismos o estructuras propias de los juegos en ámbitos en ocasiones tan áridos como el empresarial o el educativo, esta iniciativa emparejó a jovenes científicos con desarrolladores de videojuegos con el fin de crear pequeños títulos relacionados con sus respectivos campos de investigación para acercarlos a los no iniciados.

Y qué quieren que les diga: funciona. Me lo he pasado pipa cargándome a tiros malvadas bacterias para favorecer el tracto gastrointestinal (Dysbiosis, de Margherita Coccia, Clockwork Cuckoo y Force of Habit) controlando las reacciones metabólicas de la malaria (Simalaria, de Thomas Forth y Mobile Pie), poniéndome “en la piel” de una bacteria (Campy Command, de John J Kendall y Remode), jugando con enzimas para hacer pan (Monsieur Baguette presents… RNA transcription of Saccharomyces Cerevisiae, de Jane Elizabeth Anne Reid y Opposable Games), trasteando con muestras en un laboratorio (Lab Hero: Womb for improvement, de Gemma Sharp y Thought Den) y comprobando el papel que juegan la voluntad y los factores externos en la recuperación de un adicto (Ulysses Contract, de Joanne Gordon y Locked Door Puzzle), temas que jamás habría investigado si no hubiera sido por este proyecto. Para que luego digan que los videojuegos no son educativos…

Dysbiosis

Simalaria

Monsieur Baguette presents… RNA transcription of Saccharomyces Cerevisiae

Campy Command

Lab Hero: Womb for improvement

Ulysses Contract

Vía Notocot.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s