Woodland Wiggle: explorando los aspectos curativos del juego

Teniendo en cuenta la corriente mediática que asocia sin dudar un instante todo episodio de violencia juvenil a la dañina y malsana influencia de los videojuegos, siempre es un gustazo enterarse de iniciativas como el último proyecto comisionado por Vital Arts, fundación sin ánimo de lucro creada para mejorar la experiencia de los pacientes de los hospitales pertenecientes al Barts Health NHS Trust, que da en las narices a aquellos que demonizan todo lo relacionado con el ocio virtual.

La nueva sala de juegos del Royal London Hospital, proyectada por el estudio de arquitectura Cottrell & Vermeulen y el diseñador Morag Myerscough, transporta a los pequeñuelos enfermos al mágico mundo de Alicia en el País de las Maravillas. El gigantesco y loco mobiliario de vivos colores que decora la habitación hace pensar que le hubiéramos dado un buen lingotazo a la famosa botella con la incitadora etiqueta “Bébeme”. Y, en un rincón de la estancia, nos topamos con un enorme televisor en el que está instalado Woodland Wiggle, un juego interactivo diseñado por Chris O’Shea en colaboración con la productora Nexus Interactive Arts.

woodland-wiggle-1

woodland-wiggle-8

woodland-wiggle-2

woodland-wiggle-9

Gracias a una cámara Xbox Kinect que captura la imagen y los movimientos de los niños, los pequeños se ven inmersos a placer en un entorno selvático creado por el animador inglés Felix Massie donde pueden interactuar con los animales, pintar, tocar música e incluso crear arcoíris simplemente realizando suaves gestos de carácter terapéutico, ya que un equipo de médicos, fisioterapeutas y maestros ha supervisado el desarrollo del juego para garantizar su aspecto saludable y rehabilitador. Además, está está adaptado para niños con cualquier tipo de discapacidad sin que el grado de movilidad o autonomía de los enfermos sea condicionante para disfrutar de la instalación.

Woodland Wiggle de Chris O’Shea en Vimeo.

Cualquier iniciativa que ayude a los más pequeños a olvidar o mitigar lo desagradable de un ingreso hospitalario es bien recibida. Y si encima está relacionada con jueguicos, más. Ya lo dicen en Juegaterapia, asociación española que recoge consolas y videojuegos usados para hacer más llevadera su situación a niños enfermos de cáncer: “La quimio jugando se pasa volando”.

Vía My Modern Met.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s